miércoles, 8 de febrero de 2017

La ceremonia del 12 de mayo de 1949 en El Señor del Hospital en Salamanca

  Una cosa es la inauguración de un templo y otra muy distinta su consagración. En el caso del Señor del Hospital nos tenemos que ir con mucho tiento para saber lo que ocurrió ahí, pues, las fechas son un poco confusas. De entrada es necesario saber que hubo una capilla en donde fue depositada la imagen del Cristo negro. Si se decía que era un "hospital" entonces debemos entender por esto que era un hospital de indios, cosa normal, común en el Obispado de Michoacán y en general en todo el centro de México. En el caso de los hospitales michoacanos hay la intervención de Vasco de Quiroga, pues fue él quien determinó que hubiera un en cada pueblo de su obisapdo. Pero si Salamanca fue fundada como Villa de españoles, entonces no debía haber un hospital aquí, sino más bien en el pueblo de indios de Nativitas, pero éste no fue fundado hasta 1655, por lo tanto la idea de que el Cristo negro fue depositado en la capilla de Barahona en 1560 se viene abajo.

  Sabemos bien que del Señor del Hospital no hay una historia, sí hay una leyenda, leyenda que comienza con aquello de que era blanco y se convirtió "milagrosamente" en negro. Que estando depositado en la capilla de Barahona, una noche, martes Santo, se clavó "milagrosamente" en la tierra, frente al altar, indicando que aquí se quería quedar. Eso es parte de la creencia popular que tejió una historia, más bien, una leyenda en torno a su imagen, su llegada y su presencia. El que estuviera en Jilotepec es poco creíble pues de allá nos dirían que, en efecto, ahí estuvo y eso no ha ocurrido. La leyenda, esas "devociones piadosas propias de los franciscanos" como lo definió atinadamente Rojas Garcidueñas, sustento histórico no existe. Por lo tanto en leyenda lo dejamos.

  De 1603 a 1635 no hubo un sitio parroquial del que se tenga noticias, no hubo un templo, una parroquia, aunque sí hubo un párroco que tenía a su cargo a Salamanca e Irapuato, Gaytán se apellidaba. La parroquia no se comenzó a construir hasta 1630, según lo dice Pedro González, ¿estaba la parroquia en el templo del hospital de indios en una villa de españoles? creo que no, en esa época la cosa era sectaria, incluso los indos de un pueblo estaban en un sitio, los de otros en otro, como ejemplo tenemos que los otomís estaban en Nativitas, los nahuas en San Pedro, difícil se me hace pensar que la parroquia de la villa de españoles de Salamanca estuviera en el hospital de indios.
  
  Dejo la idea sembrada... seguiremos trabajando para encontrar la ubicación del templo primitivo y, ahora, con documento en mano vemos otra impresición. La inauguaración del templo del Señor del Hospital, ocurrió el 30 de abril de 1924... ¿fue también ese día su consagración? No lo sé. Una cosa es inaugurar y otra consagrar. Para consagrar es necesario tener una reliquia de un santo... quizá esa fue la razón por la cual hay (o había) una astilla de un hueso que pertenecía a San Bernardino de Siena. Para que una consagración se lleve a cabo es necesario hacer un "entierro" en el altar mayor, de una reliquia. Eso, por ejemplo, ocurrió en la ceremonia del Sagrado Corazón en la que se colocó una reliquia de Santa María Goreti.

   La duda surge por esta tarja, en la que se invita a la población al XXV aniversario de la Consagración del Señor del Hospital el 12 de mayo de 1949. Siendo que la inauguración fue el 30 de abril de ese año. Quizá sucedió que las ocupaciones del Obispo de Morelia no le permitieron venir a Salamanca el 30 de abril y lo hizo hasta el 12 de mayo. No lo creo, pues entonces seguía siendo uno de los Santuarios de mayor afluencia en México.

  ¿Así que, esta foto corresponde a la ceremonia del 30 de abril o a la del 12 de mayo de 1924? eso tampoco lo se... muchas dudas me quedaron el día de hoy.

viernes, 3 de febrero de 2017

La “otra” leyenda del Señor del Hospital de Salamanca

   Parece increíble que haya sido en la Biblioteca de la Universidad de Princenton (Dei sub nomine viget «Bajo el nombre de Dios florece»), en su Seminario de Teología en donde haya encontrado esta otra leyenda que trata de darle sentido a la llegada de la imagen a nuestra población. Varias cosas llaman la atención, una que nuevamente se refieran a un “viejo manuscrito” en la sacristía del templo de Nativitas, otra que no mencionen ningún hecho milagroso que la haya convertido del blanco al negro y que se mencione un pueblo próximo a la ciudad de México del que nunca había oído hablar, Cárdenas, y que se le dé el nombre de Preciosa Sangre de Cristo. Este dato me remite a una interesante pintura de “devoción” que existe en el templo Expiatorio, quizá la leyenda que ahora vemos se tejió en torno a éste lienzo que fue ejecutado en 1801.

   El personaje central de la leyenda lleva por nombre Cristóbal, que nos remite a Christóforos, nombre antiguo de ese santo que forma parte de la Leyenda Dorada, una especie de catálogo de santos (hagiografía) que incluía a los más “famosos” de la Edad Media. Christóforos se traduce como “el portador de Cristo” de ahí que no nos sorprenda que quien creó la leyenda lo haya usado. Me sorprende que ubique la parte intensa del relato en la Hacienda de Marigómez. La puntillada final del escrito que estás por leer es cuando menciona que los Cristos, eran dos imágenes, fueron pintadas de negro.

   “Allá por los años 1581 vivía en el pueblo de Cárdenas, cercano a la ciudad de México un piadoso hombre llamado Juan Cristóbal, gran devoto del Santo Cristo bajo la advocación de la Preciosa Sangre de Cristo que era adorado grandemente en el lugar. Un día que el Cabildo de la Ciudad de México venía rumbo al norte del país, Juan Cristóbal desapareció del pueblo, y al día siguiente, con gran asombro del vecindario, la santa imagen del Cristo no estaba en su altar. La tradición dice que la imagen era de la propiedad de Juan, pero el hecho es que el mencionado Cristóbal sacó la imagen del templo y la trajo consigo acompañando al Cabildo hasta San Juan del Río.

  Las autoridades civiles y eclesiásticas del pueblo de Cárdenas, entre tanto, justamente alarmadas, convocaron al vecindario y determinaron que tres personas salieran en busca del santo crucifijo y que no regresaran hasta no encontrarlo, por lo tanto, s pasados tres años no volvían, los darían por muertos. El párroco dio a los comisionados la bendición, se les rezaron responsos y se tocaron dobles a la hora de su partida.

   "Tenía cuatro años de instalado Juan Cristóbal en San Juan del Río cuando supo que los vecinos de Cárdenas, venían en su persecución y entonces, tomó la imagen a cuestas y se trasladó a Santiago de Querétaro, y a los cuatro meses volvió a informársele que sus perseguidores se acercaban a esa población, y ésta vez, caminó con su Señor más lejos hasta llegar a San Miguel el Grande donde duró un año. Pero los incansables vecinos de Cárdenas le seguían la pista.

  "Sabedor Juan que ya llegaban a San Miguel, se fue a las Cañadas de Landín, jurisdicción de Salamanca, durando en este punto tres meses, pero la persecución seguía y tuvo que cambiarse a Marigómez donde ocultó a la imagen en una cueva, que todavía es conocida por el nombre de la Cueva del Señor del Hospital, lugar que dista 5 leguas de Salamanca, durando en ese escondite muchos años, hasta que por fin aquellas infatigables tres personas que lo buscaban dieron con él. Una vez que se encontraron con Juan Cristóbal, éste les dijo que la sagrada imagen no podía volver a Cárdenas, pero que fueran a aquel lugar y trajeran al maestro que la había hecho, para que hicieran una igual y la llevaran a Cárdenas para que los vecinos quedaron contentos.

  “Se fueron dos de aquellos quedando uno al lado de Cristóbal, regresaron al poco tiempo con el maestro, quien duró seis meses para hacer la copia del santo Cristo, pues trabajaba únicamente los viernes, dice el manuscrito.   Una vez terminada la pintó de negro, la pintó a mano cubriendo las dos imágenes para que se secaran y librarlas del polvo, no sabiéndose a punto fijo, cuál de las dos quedó en Marigómez.

 "Ya sin pendiente, el Señor crucificado tenía más culto y al poco tiempo hizo el milagro de volver la vista a un ciego, y haciendo muchos de éstos y muy patentes a los vecinos del Real de Minas de Santa Fe de Guanajuato, éstos señores hicieron gestiones para llevarse la milagrosa imagen a aquellos lugares.

   “Una viejecita ciega e inválida, escuchó estos preparativos en Salamanca y casi a rastrándose se encaminó a Marigómez a dar la noticia a Juan Cristóbal; la anciana en el camino sanó de la parálisis y de la ceguera. Inmediatamente que supo la noticia, Juan Cristóbal trasladó a su Señor a Salamanca, ocultándolo en San Juan de la Presa, y entonces todos los vecinos de Nativitas, unidos con los del Gobierno de Indias quisieron, llevados por la fe, que se colocara la milagrosa imagen en el templo del hospital que estaba edificado en la Villa de Salamaca, donde se le rendiría culto y no permitiría que lo sacaran los de Guanajuato.

  Juan Cristóbal seguía acompañando a su idolatrada imagen y al ser colocada en el altar dijo que el santo Cristo sería venerado con el título de la Preciosa Sangre de Cristo del Hospital de Salamanca y manifestó también que su voluntad y pedimento era que al morir, su cuerpo fuera colocado a los pies del Divino Redentor. A los cuatro meses exactos, murió Juan Cristóbal, y se cumplió su voluntad. Estos datos están tomados de un manuscrito que tiene 66 años (1895), y que fue legado por sus antepasados al Sr. Presbítero D. Francisco Soto.

  “Se dice también que se venera dicho santo Cristo desde tiempos de don Vasco de Quiroga y que cuatro siglos estuvo en la capilla del Hospital que en Salamanca mandó construir este virtuoso Obispo de Michoacán, por lo cual se le conoce con el nombre de El Señor del Hospital de Salamanca.

  Es uno de los más taumaturgos en el centro del país, pues apenas si hay persona alguna a la que no se le haya hecho algún favor o maravilla. Sus festividades se celebran el martes Santo y constituye toda una romería de los pueblos vecinos y una fiesta tradicional donde se compran las charamuscas más sabrosas del centro de la República. Su templo es ahora uno de los más hermosos y el Cristo tiene un altar mayor precioso, retablo en cantera regional, y existe el proyecto de pedir su elevación a la categoría de Basílica Menor. Su torre es esbelta y de elegante arquitectura moderna, en su interior existen frescos de bello colorido y de no escaso mérito con motivos de la pasión de Cristo, la capilla de las Tres Caídas posee frescos de un extraño dibujo y raro colorido que parecen ser copiados de una vieja Biblia Sajona. (1)”

Fuente:

1.- Ojeda Sánchez, José de Jesús. Cristos de México. Dentro de la revista Cristo Rey en México. No. 11 y 12, Año VIII, Vol. VIII. León. Nov. Dic. 1961.

jueves, 2 de febrero de 2017

La inauguración del campo de beisbol Antonio M. Amor en Salamanca

  Fue el 25 de febrero de 1950 cuando el Gobernador del Estado de Guanajuato, Aguilar y Maya, inauguró el campo de beisbol Antonio M. Amor. La refinería aun no estaba inaugurada pero algunas plantas (creo) ya estaban en operación o, al menos en pruebas, seis meses más tarde sería la ceremonia



  No tengo idea cuándo habrá desaparecido la placa, el sitio lo había visto pero no sabía que ahí había estado, solamente me llamaba la atención esa especie de válvula que estaba colocada como adorno en el asta bandera. Curioso detalle.




lunes, 30 de enero de 2017

¿Qué tan plano, tan llano es Salamanca?

   La pregunta, como todas, depende desde donde la veamos... es decir, de por dónde andemos y lo que en el entorno hay. Salmanca es, efectivamente una llanura, pero hay que aclarar, la ciudad (que fue una villa) de Salamanca, efectivamente está en una llanura, pero el municipio, al menos un 40% de él está en la sierra... por difícil que nos parezca esta idea.

   Llegando a La Ordeña, Salamanca se sube, por así decirlo, a la Sierra, y de ahí sigue por muchos kilómetros hacia el norte, al igual que por Temascatío o Mendoza. Y si vemos al sur, basta tan solo ponerle atención a los cerros que, luego del libramiento están... La Cal, La Curz, Palo Alto, Comaleros... y luego más y más, hasta llegar al Valle de Santiago.

   Así, pues, respondiendo a la pregunta que yo mismo hago... no, Salamanca no es tan plana como la imaginamos, para prueba bastan estas imágenes.







  Efectivamente, este es el rumbo de Marigómez.

sábado, 28 de enero de 2017

Antes y ahora: La placa de la calle Ramón López Díaz

  Salamanca, Abril 16 de 2015, la placa estaba prácticamente nueva cuando la "descubrí" pues el 27 de marzo se había colocado. Si no ubicas esta calle, es justo la que sale frente a la entrada principal y termina en Pánuco, son solamente dos calles las que abarca, se le dio el nombre de Ramón López Díaz, persona que fuera Secretario General de la Sección 24 del STPRM.

  Salamanca, Enero 27 de 2017, ayer que pasé por ahí me sorprendió ver las condiciones en que está la placa, han pasado apenas cerca de dos años...

viernes, 27 de enero de 2017

De rozas, congestionamientos vehiculares y cerros llegando a Salamanca

   El cerro del Culiacán siempre me ha llamado la atención por su forma. Humboldt la definió como "el cono perfecto" y tenía razón pues podemos ver la misma forma desde cerca de 20 municipios del Estado de Guanajuato, ese ejercicio lo realicé en el otro blog, El Bable, lo puedes ver aquí. Ahora, gracias a un congestionamiento vehicular en la carretera Irapuato-Salamanca, a la altura del puente que libra las vías del tren, pude hacer esta toma, en la que, al fondo está dominando el Culiacán.

   Estando en el puente, vemos con nítida espectacularidad el cerro del Pilón, ese se localiza en el municipio de Irapuato.

   Creo que este que se ve en primer plano es el cerro de Panales, también en el municipio de Irapuato.

   No ubico bien cuáles puedan ser estos cerros. Quizá sea el cerro Balnco, o el Prieto.

   El que hace una especie de u es el cráter de Parangueo, en el municipio de Valle de Santiago.

 Inconfundible, se trata de otro cráter, el de La Batea, en Valle de Santiago.

   Y si te preguntas la razón del embotellamiento, si no hay reparación alguna en la Carretera 45 en el mencionado tramo. Pues fue debido a una roza, que no es otra cosa que esa quema de pastos secos y rastrojos que hacen en estos días, recordemos que en el antiguo calendario agrícola, se marca la roza en la víspera del Día de la Candelaria, 2 de Febrero, pues ese día es la bendición de las semillas. Tradicionalmente era el día en que se sembraba para, entrada la primavera tener la cosecha de trigo.




  Para ver los demás cerros que rodean a Salamanca, entra aquí.

jueves, 26 de enero de 2017

De cuando se construyó la carretera Salamanca-La Cinta, 1953

  El puente del Molinito se construyó por orden del general Lázaro Cárdenas, que era entonces el Presidente de la República, de ese modo se conectaría la región central del Bajío con Morelia, la capital de Michoacán. El puente se levantó en 1939 pero no se construyó una carretera, siguió funcionando el camino, la terracería que comunicaba a Salamanca con Valle de Santiago, terracería que continuaba por Araceo, La Magdalena, Araracua, Uriangato y concluía en La Cinta, justo en el límite de los Estados de Guanajuato y Michoacán.

  Fue en la gestión del Gobernador de Guanajuato, José Aguilar y Maya del 26 de septiembre de 1949 al25 de septiembre de 1955, que el estado avanzó en términos de caminos asfaltados, la Refinería de Salamanca ya producía asfalto por lo que la "petrolización" de los caminos sería más fácil. En la primera imagen vemos al lado derecho el cero de Palo Blanco, actual sede de la FIME (no recuerdo el nombre que ahora tiene), al lado izquierdo el cerro de La Tinaja. En la segunda vemos la salida del camino en Valle, y en la siguiente vemos, a la derecha nuevamente el cerro de La Tinaja, la toma por el rumbo en que actualmente está Daltile.

  "Caminos: En este renglón se han realizado las siguientes obras en el periodo del 1° de septiembre de 1951 al 13 de agosto de 1952 [...] en el camino Salamanca - La Cinta se realizaron la siguientes obras: se construyeron 4 kilómetros de modificaciones al trazo; las alcantarillas del kilómetro 47'-000 al 61'-000; se amplió la corona del camino a 10 metros; en 28 kilómetros se pusieron dos capas de revestimiento para base de petrolización; se llevaron a cabo 13 kilómetros de riego de impregnación, 8 de capa asfáltica de 14 centímetros y 2 kilómetros 100 metros con un espesor de 5 centímetros. Se atendió, además, a la conservación general de 500 metros construidos. El importe total de las obras anteriores, ascendió a la cantidad de $ 3.997,596.30, de los cuales el Gobierno del Estado de Guanajuato ha aportado la suma de $ 1.526,184.31" (1)

  Este es el entronque del camino que va a Jaral del Progreso con el de la carretera que se estaba construyendo, hay algo que me parece interesante, justo al centro de la foto, si lo ves con atención, notarás que del lado derecho se nota el terraplén de la carretera, un poco a la izquierda está el caudal de un arroyo y al centro alcanzamos a notar un puente.

  Al ampliar la imagen y trasladarla a sepia se vuelve un poco más notorio, aunque no es buena la definición, dado que es una impresión en papel con el sistema de puntos, como quiera, si ves con atención se nota el puente, parce ser que era de tres arcos.

  Esta imagen está marcada como "Kilómetro 5", por donde está la entrada a Uruétaro, una escuela y la cárcel actualmente. "En el camino Salamanca-La Cinta se tiró revestimiento para base de petrolización en 34 kilómetros; riego de protección en 28 kilómetros y carpeta asfáltica por sistema de mezcla en 13 kilómetros. Este camino quedará totalmente concluido antes de finalizar el presente año" (2).

  Y llegó el día, finalizaba el año de 1953 (no tengo la fecha exacta), el entonces Secretario de Comunicaciones, Carlos Lazo Barreiro, cortó el listón inaugural. Está flanqueado por personajes que no reconozco, el lado derecho, junto al del saco oscuro, un señor grueso, con sombrero en su mano, es el gobernador, Aguilar y Maya, del lado izquierdo, detrás del que sostiene el listón, está una persona de lentes, con corbata a rayas, se trata del entonces Presidente Municipal, Eduardo Partida Flores.

 El Secretario de Comunicaciones, el Gobernador, rumbo a la ceremonia de inauguración pasando por la cancha de futbol El Molinito, a la derecha hay unos árboles, ese rumbo eran "Los Pinitos", una especie de centro nocturno.

Fuentes:

1.- Tercer Informe de Gobierno del C. Gobernador de Guanajuato, 15 de septiembre de 1952.

2.- Cuarto Informe de Gobierno del C. Gobernador de Guanajuato, 15 de septiembre de 1953.