lunes, 5 de junio de 2017

Antes y ahora: El cruce del tren por la calle Revolución.

Nativitas 1970. Para ese año la Burra, es decir, el tren a Valle ya no operaba, pero el tendido de la vía quedaba, una de las características que había es que en el cruce que hacía de la calle Revolución, había un puente, por arriba pasaba el tren, por abajo los vehículos, eso punto era conocido cuando la fundación del Pueblo de Indios de Santa María Nativitas como "El Calvario".

Nativitas 2017. De aquel paso del tren no queda mucho, ni el recuerdo...

Nativitas 1900. Este era ese paso, previo al Puente Negro.

domingo, 4 de junio de 2017

Antes y ahora: Calle Revolución

Calle Revolución, 1950. Aun no se habían pavimentado las calles de Salamanca, esta era la antigua calle del Relox en su primer tramo, de no ser por el templo del Señor del Hospital, se nos volvería prácticamente irreconocible.


 Andador Revolución,  2017. Hacen falta más calles peatonales en el centro de la ciudad, como hacen falta más calles que conecten a una zona con otra... problema, por cierto, no exclusivo de Salamanca sino de prácticamente todas las poblaciones de México.

sábado, 3 de junio de 2017

Una relación de los hospitales públicos en Salamanca, Guanajuato.

No estoy seguro si este fue el primer hospital que hubo en Salamanca, entendiendo hospital como lo es en nuestros días, un nosocomio, un centro de salud, no el hospital de "hospitalidad" que fue el que durante un par de siglos estuvo en lo que es hoy el Santuario del Señor del Hospital. El que vemos en la imagen se localiza en la esquina de Vasco de Quiroga con Padre Marocho, actuales oficinas del PRI

  Este era el Hospital Civil, por las ropas del doctor López Lira y las enfermeras, supongo es de los años cuarenta, pero desconozco cuál era su ubicación.

  Una vez puesta en operación la refinería, Pemex construyó su hospital en 1960, estaba en la esquina de Árbol Grande con Tecolutla, cuando la torre del hospital fue construida y adquirió la categoría de "Regional" este pasó a los Servicios de Salud del Estado, actualmente es el Centro de Especialidades.

  En 1961, fue puesto en operación el Hospital Civil, que se localizaba en la calle Faja de Oro,  en 1982 pasó a ocupar las instalaciones del que fue el Hospital de Pemex. Actualmente es la sede del H. Cuerpo de Bomberos.

Esta era la parte interior del Hospital.

  El Seguro Social ocupó su primer espacio en 1963 justo frente al Mercado Municipal, en la calle Andrés Delgado 112, luego pasaría a su propio edificio ya como Clínica-Hospital.

 El Seguro Social inaugura su Clínica Hospital el 31 de diciembre de 1981.tenía algunos consultorios instalados frente al Mercado Municipal, luego construiría sus instalaciones propias en la calle Morelos.

 Es en 1982 que entra en operación el Hospital Regional de Pemex.

En 2011 el Sector Salud pone en servicio el Hospital General de Salamanca.

viernes, 2 de junio de 2017

La salubridad en la Penitenciaría de Salamanca, 1907

   Si eres muy joven y no has oído de lo que ocurría en Salamanca en la última década del siglo XIX, quizá te sorprenderá saber que la prisión estatal estaba aquí, justo en lo que hoy es el Centro de las Artes, en el claustro mayor del Ex convento de San Agustín, allí permaneció hasta la Revolución. El doctor Carlos Santander vivía en Salamanca y fue comisionado en 1907 para levantar un informe sobre las condiciones de higiene que en el reclusorio había, es el siguiente: 











miércoles, 31 de mayo de 2017

La Ascensión del Señor manifiesta en la cúpula del Señor del Hospital

  Bien sabemos que fue el pintor zacatecano Candelario Rivas quien de 1920 a 1924 quien realizó todo el trabajo de pintura del Santuario del Señor del Hospital, lo hizo con la ayuda de su hijo José y no hubo capricho alguno en la ejecución de cada uno de los siete lienzos de gran tamaño que manifiestan la Pasión y Muerte de Nuestro Señor, sino un conocimiento profundo de los Evangelios y, seguramente, de la abundante literatura religiosa del siglo XIX en la que se manifiestan las razones y las simbologías que encierran cada uno de los momentos que se desarrollan a lo largo de la Misa.

   Lo más seguro es que conozcas el templo del Señor del Hospital y que, como acostumbramos en la actualidad, no ponemos atención a todo lo que nos rodea, vemos el todo y no la parte. Vemos un recinto sumamente decorado con el estilo característico de los últimos años del siglo XIX y los primeros del XX pero no nos atrevemos a interpretar lo que el decorado, en este caso las pinturas, nos están diciendo. 

  Sobre el discurso que Candelario Rivas desarrolla en los murales ya hablamos anteriormente y vimos que se basa en el Evangelio según San Lucas 24 y eso lo logramos identificar debido a la frase en latín que aparece en el arranque de la cúpula.

   Siendo este un templo dedicado a Cristo, lo que el pintor atinadamente plasmó fue el tránsito a la muerte, el cual termina al frente, en el altar mayor con la imagen del Cristo negro, en manifiesta muerte pero el discurso se complementa pues en la cúpula lo que se plasma es la Ascensión del Señor. Habrá que recordar que en Salamanca, hasta mediar el siglo XX la fiesta del segundo jueves “grande” del año era de nutrida afluencia, llegaban muchos peregrinos y la vendimia de trastes de barro y dulces era grande. En algún momento ese peregrinar para visitar al Señor del Hospital se prolongó un poco al norte, pues se incluía una visita a San Gonzalo.

   Actualmente la Iglesia, que se ha ido adecuando al ritmo de vida actual, ha trasladado la fiesta del Jueves al Domingo, esto como una consecuencia más del Concilio Vaticano II. Al entrar al templo y poner atención a lo que el discurso pictórico nos dice está más que claro, al centro en el octavo “gajo” de la cúpula esta Nuestro Señor ascendiendo a los cielos, a su trono. En los otros “gajos” aparecen siete ángeles, que en este caso no representan a los arcángeles, no hay atributos que los puedan identificar, dos de ellos portan una leyenda en latín, uno sostiene la Cruz y los otros dos suenan la trompeta y dos más levantan hojas de palma, todo encierra un fuerte simbolismo.

  La palma es el símbolo de la victoria, las trompetas nos dicen del triunfo, están anunciando que el Señor ascenderá. Uno de los ángeles porta la leyenda: “Ascendit Deus in Jubilatione”, el otro: “et Dominus in Voce Tuba”. Rivas se está basando en el Salmo 46. Todo esto queda englobado, además, en la llamada “Composición del símbolo por los 12 apóstoles” el cual está asociado justamente con San Bartolomé, el Santo patrón de Salamanca, el cual, dentro de la composición incluida en el Creo, tiene asignada la parte: “subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre Todopoderoso” (1).




 
Fuente:

1.- Lobera y Abio, Antonio. El porqué de todas las ceremonias de la Iglesia y sus misterios. Librería de A. Mezín, París, 1846, p. 601


viernes, 26 de mayo de 2017

Hay que llorar: La arquitectura civil perdida en Salamanca

  De entrada digo que no puedo afirmar que estas imágenes correspondan a Salamanca, así están clasificadas en la Medioteca de la Secretaría de Cultura, el único dato que dan es el del fotógrafo, de apellido Smithers y el año, 1950, año en que fue inaugurada la planta refinadora de Pemex en el que muchos medios llegaron a retratar a Salamanca. 

  Las imágenes son iguales en cuanto a cromías se refiere, de algunos sitios bien reconocidos de Salamanca, y se asienta el mismo autor y la misma fecha, pero el sitio que ahora vemos, que era una maravilla, lo tengo idea de cuál habrá sido. 

  Por el tipo de piedra usada en el recubrimiento de las paredes puedo pensar que es igual al de la única casa relevante que nos dejaron, la de la esquina de 5 de Mayo con Allende. Pero no logro identificar esta magnífica ventana, no digamos la puerta. De que está desaparecida, lo está.

  Por último vemos este inigualable portón,  el cual, para comenzar, muestra la peculiar forma de la puerta de personas, el portón se abría completo para dar paso a un carruaje, mientras que la caprichosa forma de la parte alta de la hoja izquierda de la puerta, daba paso a las personas.  Sí estás pensando que este portón es el de 5 de Mayo... te equivocas, no lo es... ese portón y la puerta y ventana se ha perdido... al menos nos quedan estas imágenes que nos dicen de las maravillas de arquitectura civil que hubo en Salamanca.

  Esta es la que pensé sería... pero no, no lo es.

Nota: Las cuatro primeras imágenes las obtuve en la Medioteca de la Secretaría de Cultura y no las estoy usando con fines comerciales, solamente para la difusión del pasado colectivo de Salamanca, Guanajuato.

lunes, 22 de mayo de 2017

De como era el templo de San Agustín al comenzar el siglo XX

  Esta era la Plaza de la Penitenciaría que, para 1950, cuando tomó la fotografía un señor de apellido Smitters, ya se conocía mejor como la Plaza de San Agustín, sitio en el que estaba el pozo artesiano que surtía de agua potable a las casas del centro, aquellas que no contaban con su propio pozo. Dicen que el agua brotaba caliente, ideal para el baño. El pozo se alcanza a ver en la parte de la derecha, abajo. Alcanzamos a ver algunas de las bancas que habían sido donadas por algunos ciudadanos y sus nombres aparecían en los respaldos.

 Las siguientes fotografías, en blanco y negro, son anteriores, tomadas, aparentemente, en las dos primeras décadas del siglo XX. La que vemos ahora corresponde a la puerta lateral. Vemos al lado izquierdo una construcción que desconozco cuál era su uso.

  Así quedó el claustro mayor luego del paso de las tropas Villistas y Carrancistas.

  Al ver con atención los retablos del lado oriente, notamos, entre ellos los confesionarios, muy elaborados, al modo barroco de todo el conjunto.

  El altar de crucero de lado oriente, que ahora tiene al centro la imagen de Guadalupe, que se dice es obra de Miguel Cabrera, no está ahí, en su lugar vemos una Dolorosa.

  Cuando el órgano funcionaba, estaba colocado del lado poniente.

  Las bancas desaparecieron durante la Revolución, quizá se convirtieron en leña.

 El retablo del crucero poniente, dedicado a San José. Notamos la ausencia de bancas, solo una sillería colocada de forma peculiar.

Nota: Las imágenes las obtuve de la Medioteca de la Secretaría de Cultura, las estoy usando sin fines de lucro y solamente para difundir lo que era el patrimonio material que había en Salamanca, Gto.