lunes, 10 de marzo de 2014

Redondo, el origen de un apellido común en la región de Salamanca, Guanajuato: Los Arredondo.

    Aclaro que uso la información de mi parentela meramente como indicativo de lo que son los cambios, ajustes o desajustes de los apellidos en una nación en la que, el dominio español, el dominio de sangre, la cual debería ser "de probada pureza por los cuatro costados" y del dominio de ideas que, viniendo de cientos de kilómetros mar adentro, cuando llegaban a esta Nueva España y, más aun, cuando llegaron a la zona del Bajío, habían recibido tantas transformaciones que, al pretender armar árboles genealógicos nos topamos con la cortina que cubre a la noche de los tiempos y que, al no tener los suficientes datos confirmados, esos pretendidos "linajes" simplemente desaparecen, desaparecen porque no existen. Tal es el caso del apellido que yo llevo y que varios cientos de personas de la región mencionada llevamos. Más aun, para ser precisos; cientos de personas de los municipios de Salamanca, Valle de Santiago y Jaral, en el estado de Guanajuato nos apellidamos Arredondo. Municipios que, por cierto, eran una sola alcaldía cuando ésta fue creada, la de la Villa de Salamanca.


  Yo pensaba al igual que, seguramente otros Arredondo pensaban, que un señor de ese apellido había cruzado el Atlántico, luego de la conquista de México y se había avecindado acá. Más aun, llegué a pensar que había sido uno de Cantabria, la norteña región española. Pensé que, quizá, había sido uno originario de la Villa de Arredondo y llegué a la exageración de pensar que ese Arredondo que había cruzado el Atlántico era descendiente ni más ni menos que don Mateo Arredondo y que en algún momento se avecindó en el Bajío, pero no, la historia no es así, ya que él se avecindó en Santiago de Saltillo, actual capital del estado de Coahuila y era descendiente de Juan de Arredondo.

   "Don Gaspar de Albear Salazar, Caballero de la Orden de Santiago, gobernador y capitán general de este reino y provincias de Chiametla y Copala por Su Majestad. Por cuanto Juan de Casares fue proveído por capitán y justicia mayor de la Villa de Santiago del Saltillo y su jurisdicción y el tiempo que se le dio del dicho cargo es cumplido y conviene nombrar persona que administre justicia en él, y confiado del capitán Mateo de Arredondo, residente de esta villa, que bien y fielmente hará lo que por mi fuere cometido y encargado como lo ha hecho en este alzamiento general de los indios de la nación tepehuana..." (1) Así, pues, descartamos a don Mateo como la semilla que vino a dejar el árbol genealógico de los Arredondo en el Bajío guanajuatense.

  "Mateo de Arredondo nació en Burgos, España, hijo de Juan de Arredondo Agüero y de María Fernández de Regil. En 1626 entró al Nuevo Reino de León con Martín de Zavala, acompañado con sus parientes Juan de Arredondo Agüero y Hernando de Arredondo. En 1628 y 1630 él y su familia se dedicaban a los negocios de minas en San Nicolás Tolentino y San Gregrio". (2)

  Había visto este escudo en repetidas ocasiones, con la torre y los leones rampantes, nunca había notado que hay una mujer que asoma por la ventana central. Ahora que he revisado el Archivo Parroquial en los libros uno y dos, que abarcan los registros del siglo XVII en Salamanca, que comprenden los años de 1651 a 1699, no encuentro a un solo personaje que lleve el apellido Arredondo, en cambio veo a varios que llevaron el apellido Redondo. Luego de atar varios cabos y deshacer varios nudos me di cuenta de que es lo mismo, es decir, que el origen del apellido Arredondo, tan común por estos lares, no es de ningún español que apellidara así, en cambio lo es de uno que apellidaba Redondo... la A fue integrada, con la correspondiente segunda erre, en la primera mitad del siglo XIX. Y, más aun, al observar los escudos heráldicos de ambos apellidos no vemos diferencia alguna. Son lo mismo. Durante varias décadas afirmé que el apellido Arredondo se había influenciado por la gramática árabe durante los muchos siglos que tuvieron de dominio en la península ibérica. Pensaba que, a sabiendas que los adjetivos nos fueron heredados de la lengua árabe, cuando se nombraba, en español, redondo, se arabizaba diciendo Al redondo, y luego de que Nebrija pusiera orden en la gramática ese Alredondo se volvió Arredondo.... ahora estoy dudando todo eso.

   En 1683 fue levantado un padrón en Valle de Santiago, es esta la fecha más antigua que he visto en donde aparece registrado el apellido Redondo, se dice ser el "Padrón de las personas que han cumplido con el presepto de Nuestra Santa Madre Ygecia en este Valle de Santiago, este año de 1683. Padrón de la jente que ay en esta congregasion de el Valle de Santiago de este presente año de 1863 en la jurisdicción de Salamanca". (3) Aparecen: Ximon Redondo, nieto de Mariana de Santoyo, viuda. Juan Martínez Redondo, casado con Josepha de León, sus hijos son María Velázquez y Joseph Martín. Se incluye a Bartolomé Redondo, que no estaba presente, ni él ni ningún miembro de su familia durante el censo. Y está María Redondo, de 2 años, hija de María Mexía. Habrá que recordar que entonces los apellidos se usaban al gusto de cada quien, igual se portaba indistintamente el apellido materno que el paterno o el paterno o materno de los abuelos, uno disponía de cual usar, razón por la qué se vuelve complicado el rastrear a una persona si no se cuentan con datos bien precisos.

  Viendo uno por uno, los registros bautismales de la Parroquia de la Villa de Salamanca notamos que hay, del lado español varios apellidos dominantes: Santoyo, Pérez, Quintana, Valle, Fonseca, Pantoja, especialmente en el tercer cuarto del siglo XVII (1651-1676). Del lado indio domina el apellido Cruz y el Martín, sobresale el Butanda, pero ese es un caso excepcional. El primer Redondo que se registra en Salamanca es Antonio Ramos Redondo, nacido el 18 de febrero de 1690 en el rancho del Sáuz, su madre es María Redondo.

   Para el año siguiente, el 5 de marzo de 1690, hay un matrimonio, indígena, él se llama Joseph Martín Redondo, ella Juan Pérez de Santoyo, viven en Baltierra "de la otra banda", y aparecen como padrinos de un niño mulato que es bautizado en la fecha mencionada, es hijo de Diego Rodríguez, mulato que vive en la Hacienda del Molino de San Nicolás, es decir, en eso que conocemos como "El Molinito", hacienda que era de los padres agustinos. Si no estás muy familiarizado con la historia, (la bien documentada), de Salamanca, quizá te confunda el término Baltierra de la otra banda. Te lo explico:

  El río Grande, ese que conocemos como Lerma, ha sido siempre punto de referencia en la historia de Salamanca. En el siglo XVI, se mencionaba por su banda, es decir, por su cauce. Cuando se decía de esta banda, quería decir del Lema hacia el norte. La otra banda era del Lerma hacia el sur. Había además una ligera confusión entre Baltierra y Valtierrilla, pues ambas eran Baltierra, pero una era "de esta banda", refiriéndose a Valtierrilla, y la otra era "de la otra banda", refiriéndose a la Labor de Baltierra, que ahora se llama así y que fue originalmente una de las Estancias en donde se fundó la Villa de Salamanca, luego fue próspera hacienda que, al fraccionarse se convirtió en varias "labores" (que quiere decir "terrenos de cultivo" y que en la actualidad es un rancho, llamado con pompa, "comunidad" y ya sólo se hace mención de "La Labor".

   Así, pues, tenemos que un tal Joseph Martín Redondo, vivía en Baltierra de la otra banda. Seguimos revisando el libro de bautismos y aparece un tercer Redondo: un niño expósito (que quiere decir de padres no conocidos) que nace en la casa de Joseph Miranda Redondo el 8 de diciembre de 1691. El 20 de marzo de 1692 es bautizado un niño, que lleva por nombre Francisco y es hijo del mestizo Francisco García y de la mulata Inés Redondo, ellos viven también en Baltierra.


   El siglo XVII en la villa de Salamanca presenta una sociedad apenas en formación, todo aparenta que aun no se daban las marcadas diferencias sociales y de raza y sangre, como en las ciudades grandes (México, Guanajuato, Guadalajara, Querétaro, Valladolid) y había una sana convivencia entre españoles, criollos, indios y mulatos. Esto lo podemos comprobar con el siguiente registro, del 9 de noviembre de 1694:

  "...En el año de mil y seicientos y nobenta y quatro en nuebe dias del mes de nobiembre yo Rodrigo de Castañeda y Leon Teniente de Cura desta Villa en la Iglecia parochial de ella baptise solebnemente un infante español de ocho dias de nacido y le puse por nombre Isidro, hijo legitimo de Juan Martin Redondo y de Maria Sanches de Mansera fueron sus padrinos Juan de Fonseca español y su hermana Maria de Fonseca..." (4)

   Todo indica que Joseph Martin Redondo era muy conocido en la región, seguramente muy sociable, amén de buen cristiano, pues continua apareciendo como padrino en diversos bautizos. el 14 de marzo de 1694 lo es de Eusebio, hijo de Lázaro Santoyo y de Bernarda de la Sierra. Una niña más, de apellido Redondo, es bautizada el 8 de mayo de 1695, se trata de la hija de María Mexía, casada con Antonio Aguilar, ella es hija de Francisco Redondo, todos son españoles. Quizá sea ella la que aparece registrada como residente en el Valle de Santiago.

   Hay algunos registros más en los que aparece el español Joseph Martín Redondo siempre como padrino de bautismo de españoles, criollos e indios. De los documentos del tercer libro bautismal de la Parroquia de la Villa de Salamanca que abarcan el siglo XVIII, no he tenido aun la oportunidad de consultarlos, eso me llevará mucho tiempo, tanto, que dudo tener mayor información en lo que resta de este 2014 concerniente a ese siglo. Pero tenemos un dato sumamente importante, se trata de un sitio documentado en un censo levantado en la última década de ese siglo, el XVIII, según la "Relación de los Pueblos, Haciendas y Ranchos pertenecientes a la Intendencia de la ciudad de Real de Santa Fe de Guanajuato y su provincia, del 16 de noviembre de 1792. (5) En ella se menciona que en Salamanca había: 1 Villa, 5 Pueblos, 39 Haciendas y 54 Ranchos; uno de esos ranchos tenía por nombre el de Los Redondos. Dato por demás curioso e intrigante ahora que estamos tratando de entender esta genealogía de los Arredondo.

  Este censo ocurre por orden específica de la Corona pues estaba en plena ebullición la estabilidad del reino, España estaba en guerra con Inglaterra y buscaba recursos por todos lados, uno de ellos a través de los Vales de Consolidación que darían pie, al poco tiempo, al estallido del movimiento de Independencia, y, como durante los largos once años de guerra, todo el tiempo la Villa de Salamanca fue escenario de paso de tropas realistas e insurgentes, si algo hubo en Salamanca durante todo ese tiempo fue inestabilidad. Y se vuelve más complicado aun verificar fechas, datos, nombres entre 1811 y 1821 periodo en el que nació uno de los Redondo que será el eslabón que una la cadena que amarra al árbol genealógico del que yo desciendo, este personaje sería el padre de Pedro Redondo.

   Pedro Redondo vivía en la Hacienda de la Labor, que era el nombre que ya había adquirido, como hacienda ya formada, lo que se menciona como la Estancia de Baltierra, que pasó luego a ser la Labor de Baltierra y varios ranchos con diferentes nombres en su conjunto. Pensando en que en ese temprano siglo XIX mexicano, la edad promedio para que un hombre se casara eran los 25 años, podemos intuir que Pedro Redondo nació en 1814. ¿Quién era su padre? no lo sé, quizá uno de los propietarios del rancho de Los Redondo, pues, si el nombre era en plural, seguramente eran varios Redondo los que allí vivían y laboraban. El único dato con el que cuento es que Pedro Redondo casó el 2 de abril de 1839 con Antonia González en la Hacienda de La Labor. Tuvieron nueve hijos, entre ellos unos gemelos:

1.- Antonio Crispín Santiago, nacido el 25 de julo de 1840.
2.- Antonio (seguramente con más nombres), el 27 de junio de 1841.
3.- María Atancia Mónica Soledad, nacida el 4 de mayo de 1843.
4.- María Eugenia Gertrudis. Aquí no concuerda del todo la información, pues su fecha de bautismo es el 17 de noviembre de 1843, hay la posibilidad que exista aquí un "error de dedo" y sea 1844 el año del registro.
5.- Octaviano Epigmenio, nació el 22 de marzo de 1845, él es mi bisabuelo.
6.- Julián, nacido el 10 de enero de 1853.
7.- Sabino del Refugio, nacido el 30 de diciembre de 1853.
8.- José nacido el 31 de diciembre de 1853, aquí hay dos cosas, una que sea el gemelo de Sabino, y que como murió solamente le pusieron José. Quizá murió por el largo trabajo de parto, de otro modo aparecerían registrados juntos y con una anotación especial que se hacía cuando eran gemelos, que se les anotaba como "del mismo vientre". La otra posibilidad es que haya otro "error de dedo" y haya sido el 31 de diciembre de 1854 su nacimiento.
9.- José Macedono Cresenciano, nacido el 14 de septiembre de 1855.

  Y comenzamos a sacar las primeras conclusiones de esta, la primera inmersión que hago pública de lo que he ido viendo y documentando de los que fueron los posibles, algunos, y seguros otros, de mis (nuestros) antepasados. Está aun registrado como Redondo, el que llevara por nombre Pedro, padre de Octaviano, ya con Octaviano es cuando aparece el apellido como Arredondo ¿por qué? ¿fue error de dedo? ¿fue capricho del cura que escribía el registro? ¿fue que ya, por tradición y costumbre, los que se apellidaban Redondo, habían adoptado el Arredondo? Eso espero saberlo para 2015 que será cuando tenga averiguado lo relacionado a los registros del siglo XVIII. Pedro Redondo, mi tatarabuelo, nació durante la guerra de Independencia y su padre, cuyo nombre desconozco, es decir, mi trastatarabuelo, del cual soy su chozno no lo sé.

  Yéndonos a tiempos más cercanos, veamos el caso de mi bisabuelo: Octaviano Arredondo González, nacido el 22 de marzo de 1845 en la Hacienda de La Labor de Baltierra, casado en el templo de San Nicolás del Jaral, (actual parroquia de Jaral del Progreso), con Felipa Juana Ojeda Quesada el 19 de febrero de 1873, a los 28 años. Felipa era originaria de Jaral, pueblo que pertenecía a la jurisdicción del Valle de Santiago, ella contaba 29 años al matrimoniarse. En el Jaral el apellido Ojeda es uno de los más abundantes. Y en Salamanca una familia Ojeda, otra García, fueron propietarios, por varios años de parte de la Hacienda de San José de la Sardinas. Esa hacienda, que era de las grandes, fue propiedad buena parte de la segunda mitad del siglo XVIII del capitán Juan Antonio Santana, estuvo abandonada durante la guerra de Independencia y, ya para mediados del siglo XIX, se fraccionó en tres partes, tomando los nombres de Troje de Sardinas, Otero de Sardinas, y Sardinas, se perdió aquello del San José de las Sardinas. Troje de Sardinas pasó a manos de Mateo García, constaba de 12 caballerías. Sardina era de Ignacio Machuca, con otras 12 caballerías. Hay otro personaje, Isaura Gallegos, soltera, que heredó Sardinas y ella dispuso que el usufructo de Sardinas fuera para mantener la capilla de la cárcel que entonces estaba en la calle de Marte, actual Tomasa Estévez. Lo curioso de todo esto es que, tanto La Troje de Sardinas pasa a propiedad de Octaviano Arredondo, así como la esquina de Marte con la calle del Jardín Principal, sitio en el que puso su tienda, especializada en artículos de papelería que se llamaba La Bandera Roja y era concesionario de El Águila, para la venta de gasolina, cuya bomba se encontraba justo en la esquina de lo que hoy es Banorte.

  La descendencia de Octaviano Arredondo y Felipa Ojeda fueron:
1.- José Clemente Rafael, nacido el 23 de noviembre de 1873.
2.- José Refugio, nacido el 13 de mayo de 1876, mi abuelo.
3.- José Toribio Pedro Ramón, nacido el 29 de abril de 1878
4.- José Isaac Quirinos de Jesús, nacido el 5 de junio de 1880
5.- José Crescencio Juan Luis Gonzaga, nacido el 5 de mayo de 1883.

Así pues, será bueno, de ahora en adelante, no seguir buscando más en los Arredondo, dado que el origen que tenemos está con los Redondo y ese origen se enraizó en La Labor de Baltierra, actual municipio de Salamanca.

 Relación de negocios establecidos en Salamanca hacia 1900, el número 23 es el de Octaviano Arredondo, registrado como una tienda, (era papelería) de nombre "La Bandera Roja".

 Listado de los propietarios de las "fincas rústicas" en vías de preparación del Censo de 1900, aparece allí don Octaviano Arredondo y, cosa curiosa, está también una persona con quien emparentaría, Rómula Acosta de Flores, madre de Trinidad Flores Acosta, con quien casaría uno de los hijos de Octaviano, Refugio (mi abuelo).

Otro documento que encontré en el Archivo Histórico Municiapal de Salamanca es esta carta en la que Octaviano Arredondo se excusa de no poder asistir a un citatorio para ver lo concerniente al terreno en donde se construiría la ampliación de la estación del ferrocarril.

Fuentes:

1.- Garza Martínez, Valentina. Libro del Cabildo de la Villa de Santiago del Saltillo. 1578-1655. Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social. Archivo Municipal de Saltillo. 2002. p.172

2.- BMNAH. Sección microfilms. Serie Zacatecas, rollo 4, exp. 20 fs 1,2 y exp. 21, fs 1-11, 18v, 20.21. Cavazos Graza, Diccionario. Citado en Libro del Cabildo de la Villa de Santiago del Saltillo. p.172

3.- Carrillo Cázares, Alberto. Partidos y padrones del obispado de Michoacán. 1680-1685. El Colegio de Michoacán. Zamora, 1996. pp. 428-429.

4.- Segundo libro de bautismos. Parroquia de Salamanca. Hoja 41, vuelta.

5.- Castro Rivas, Jorge Arturo. Relación histórica de la Intendencia de Guanajuato durante el periodo de 1787-1809. Universidad de Guanajuato. Guanajuato, 1998. pp.162-163.

6 comentarios:

  1. Oh por Dios!! Yo soy apellido Redondo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dime, Jesús, ¿eres de Salamanca o de por el rumbo? Proximamente publicaré unos avances más sobre la llegada de ese apellido a Salamanca, en base a otros documentos que he analizado.

      Eliminar
    2. Benjamin, de hecho, soy de Colombia, América Latina. Y disuculpe por no contestarle en mucho tiempo

      Eliminar
    3. Jesús, justo el lunes pasado publiqué una continuación a esta historia de Redondo transformado en Arredondo, si la quieres ver:
      http://elsenordelhospital.blogspot.mx/2015/09/buscando-y-encontrando-mi.html

      Eliminar
  2. Hola Benjamin...

    Tengo un árbol genealógico donde aparece una rama con el apellido Redondo...mi tatarabuelo quiza...lo tengo escaneado. Te puede servir en tus investigaciones. Mi mail es erredondo@hotmail.com

    Saludos

    ER

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eugenio, dentro de poco retomaré el tema, ya me pondré en contacto contigo. Dime, ¿eres de por la región de Salamanca-Valle?

      Eliminar