jueves, 25 de abril de 2013

Las haciendas de Thena: Memoria olvidada de Salamanca.

    A la mayoría de los salmantinos será difícil, por no decir que imposible, ubicar dos haciendas, que llevaron el nombre de Tena. En ocasiones fue escrito como Thena y en otras como Tenita. Al final se referían a dos sitios que hubo alguna vez en la villa de Salamanca, en sus proximidades pues solo una legua o legua y media las separaban, esto rumbo al norte y dos leguas y media, en dirección oriente hubo otra propiedad que llevó también el nombre de Tena.

    La razón de que se llamen Tena o Thena, es un misterio, quizá se referían al apellido del propietario pero, al parecer, no hubo familias que llevaran ese nombre en el siglo XVI que estuvieran asentadas en la villa de Salamanca. Pero sí había una persona con ese apellido en la congregación de Valle de Santiago, recordemos que entre 1630 y 1640 muchos de los vecinos de Salamanca decidieron irse a residir al nuevo asentamiento español de Valle de Santiago, esto debido a que las inundaciones eran frecuentes en Salamanca y los terrenos más fértiles en el valle de Santiago. En el padrón del año de 1683 (1) aparece Gregorio de Tena viviendo en Valle de Santiago junto con su esposa. Se menciona que no tiene hijos y si los tuvo, no vivían con él. 

    Cuando la villa de Salamanca se formó, pocos años después se decidió dividirla en padrones, fueron 16, de esto nos da cuenta don Pedro González en su Geografía Local de Guanajuato, (2) capitulo Valle de Santiago. Es allí en donde menciona, sin ser del todo preciso, que hubo una división en el territorio que formaba la provincia de la Villa de Salamanca. En él, hacia el sur existió el único de que da cuenta el mencionado geógrafo de su exacta ubicación: el padrón de Santiago, justo donde se ubicó la actual ciudad de Valle de Santiago. 

   Todos los padrones llevaron los nombres de los santos más venerados en esa época, solo uno de los 16 no lo tenía, era El Potrero; tres de ellos, los de San Antonio, San José y San Nicolás, seguramene se localizaban hacia el norte de la villa, esto debido a la constante en los nombres de las Haciendas de las que tenemos datos. Por ejemplo la de San José de las Sardinas. A ella debemos agregar la de San José de Thena, San José de la Loma de Granados, San José de Diego Tamayo y San José Churutaro, además de dos rancherías que llevan el sólo nombre de San José. Con el nombre de San Antonio estaban el Rancho de San Antonio y San Antonio de Tena. Con el de San Nicolás estaban San Nicolás de Mendoza y San Nicolás de Ancón. Si esas familiarizado con los nombres que los ranchos del norte de Salamanca llevan en la actualidad, seguramente te darás una idea de como fue hecha esa división de padrones y su localización.

   En consecuencia me atrevo a pensar que el padrón de San Antonio y el de San José comenzaban en lo que actualmente es la avenida Faja de Oro y se extendían hacia el norte hasta lo que hoy ocupan los ranchos de Oteros y San Adrés, aproximadamente. La Hacienda de San Antonio de Tena aparece en el padrón de 1683 con 15 habitantes; la de San José de Tena contaba con 18 moradores. Siguiendo en las suposiciones (debido a que datos concretos no los hay), lo que luego se llamó Tenita seguramente se refería a estas dos haciendas que con el paso del tiempo perdieron su importancia, tal vez, debido a la poca producción que sus tierras tuvieron.

    Estos dos sitos se ubican en lo que actualmente conocemos como Colonia las Reynas. De San Antonio de Thena y San José de Thena no queda nada, ni siquiera su recuerdo. Y hubo una tercera propiedad que llevó el nombre de Thena. Quizá fue del mismo propietario, ese sitio se llamó Santa Catalina de Tena. En la actualidad sobrevive un rancho que lleva el nombre de Santa Catarina, entre Salamanca y Valtierrilla. 

   En el padrón levantado setenta años después, el 17 de diciembre de 1754, (3) ya no se hace diferencia entre las haciendas de San Antonio de Thena y San José de Thena, se refieren a ellas como Puestos de Thena y Thenita; su categoría de hacienda ya había desaparecido. Ambos sitios eran habitados por solamente 8 personas.

   En documentos que detallan las comunidades que forman lo que luego se denominaría como municipalidad de Salamanca en los años de 1809, 1818 y 1887 no aparecen registradas ni como Haciendas, Puestos o Ranchos las que fueran las Haciendas de San Antonio y San José de Thena. Quizá pasaron a formar parte de la Hacienda de San José de las Sardinas, ubicada en la parte oriente de estos predios.

   Sin embargo, para 1904, aparece nuevamente Tenita como un rancho cercano a la villa de Salamanca, poblado por 111 personas, de ello da cuenta don Pedro González en su Geografía Local de Guanajuato. (5) Y será en la década de los setenta cuando, los terrenos que fueran de las Haciendas de San Antonio y San José de Thena, que luego se volverían el rancho de Tenita, fueron urbanizados y fraccionados, creando así la primera colonia en el rumbo norte de la ciudad de Salamanca. De Tena no queda nada, ni el recuerdo.




Este es el único plano que he localizado en donde aparece la Hacienda de San Juan de Tena, corresponde al número 1; el 2 se refiere a la Hacienda de Loma de Granados; el 3 a la Hacienda de Sardinas y el 4 al Rancho del Divisador. El plano fue levantado en enero de 1941. Alcanzamos a ver en él que la mancha urbana iba apenas de la rivera norte del río Lerma hasta lo que actualmente conocemos como Avenida Faja de Oro. Era el tiempo en que la ciudad de Salamanca contaba apenas con 20 mil habitantes y aun no eran expropiados los terrenos en donde se asentaría la Refinería, eso sucedió en 1943. (5)

Fuentes:

1.- Carrillo Cázares, Alberto. Partidos y padrones del obispado de Michoacán. El Colegio de Michoacán. Zamora. 1996. p. 431

2.- González, Pedro. Geografía local del Estado de Guanajuato. Tipografía de la Escuela Industrial Militar. Guanajuato, 1904.  p. 232

3.- González Sánchez, Isabel. El Obispado de Michoacán en 1765. Comité Editorial del Gobierno de Michoacán. Morelia, 1985. p. 304

4.- González, Pedro. op.cit. p. 200

5.- Eling, Hebert H. Jr. Cartografía hidráulica de Guanajuato. El Colegio de Michoacán. Zamora, 2007. p.343

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada