domingo, 6 de enero de 2013

1895: Salamanca, encrucijada de caminos.

 Encontramos nuevamente el libro de la Geografía y Estadística de la República Mexicana, ese que publicó la Secretaría y Fomento durante el auge del porfiriato a finales del siglo XIX. La obra, como lo vimos en un artículo anterior en el que me permití transcribir completo el capítulo relacionado a la Municipalidad de Salamanca; tuvo varias reediciones, como esta que fue publicada en 1895, en cuanto al tomo del Estado de Guanajuato se refiere.

 Como todo libro que fuera auspiciado por el Gobierno, era amablemente (políticamente) dedicado a don Porfirio Díaz, esta no fue la excepción de don Alfonso Luis Velasco.

En las palabras de introducción leemos en forma contundente y muy breve, cual es la importancia y trascendencia del Estado de Guanajuato así como sus personajes más notables, me llama la atención que se mencione, entre otros, al arquitecto celayense Francisco Eduardo Tresguerras y al poeta guanajuatense Juan Valle.

 Y como lo que nos interesa esta vez son la comunicaciones que Salamanca tenía en esos últimos años del siglo XIX, vemos aquí la ruta que llevaba el Ferrocarril Central Mexicano.

Este es el Camino Real, en su variante que partía de Querétaro a Lagos.

 Este es el otro Camino Real que pasaba por Salamanca, seguía al norte pasando por la Congregación de Cárdenas hasta Temascatío, para seguir directamente a Guanajuato. En Temascatío había una bifurcación que seguía a Irapuato y otra a Jaripitío. La razón eran las charcas, esas grandes inundaciones que se daban regularmente en el verano por el rumbo de Chico y Buenavista e impedían el paso a Irapuato, incluso a la región se le conocía justo con el nombre de las Charcas.

 Salamanca ha sido siempre, desde su fundación en 1603 la bifurcación de caminos, incluso antes era el punto donde las regiones se dividían: tarascos de otomíes de guamares o chichimecas.

Y una curiosidad que hallo en este libro es que perteneció ni más ni menos, que al Obispo de León don Emeterio Valverde Téllez.

Fuente:

Biblioteca Virtual de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada