miércoles, 22 de febrero de 2012

Tres perros en la Historia de Salamanca

A este punto, si es que sigues este espacio cada día, te preguntarás que de donde han salido tantas fotografías antiguas. Pues bien, algunas son de revistas, otras de libros, otras de las tantas que decoran algunos locales comerciales, y otras más de un disco que conseguí en uno de los tinaguis que se ponen en Salamanca los domingos, específicamente el de Nativitas. En ese fue donde ubiqué esta fotografía la cual evidentemente es de estudio y me hace dudar que haya sido tomada en Salamanca, tal vez lo fue en Guanajuato pero es algo difícil de identificar cabalmente. Esta toma me llama particularmente la atención por los tres caballeros que aparecen allí, muy al estilo de la primera década del siglo XX, la pose que tienen se las indicaba el fotógrafo que recreaba en la toma los gustos o actividades del fotografiado. Vemos al bate, al elegante caballero de bombín y bastón y a un tercero que parece llevar una gorra que los jinetes de exhibición usaban. Tal vez esas eran sus profesiones o tal vez fueron objetos prestados solo para hacer una toma interesante. Pero más me llama aun la atención el hecho de que aparezca un perro el cual se ve es educado y se incluye artísticamente dentro de la composición. Habrá sido alguno de los tres personajes el amo del can? O fue prestado solo como parte de la decoración?

Aventurándome un poco podría decir que el telón que se usa de fondo para la toma podría ser el que usaba Romualdo García, pero igual, algún fotógrafo de Salamanca se lo compró, o mandó hacer uno igual o, en todo caso era el genérico de la época.

Sucede que muchas veces, al clasificar fotos antiguas, no se le da la importancia debida a cada detalle y se confunde y luego terminan, como en este caso, incluyéndolas como parte de la memoria de una ciudad siendo que son de otra.

De esta escena sí hay la seguridad de que fue captada en Salamanca, y en una fecha por demás emblemática: el 16 de septiembre de 1910, antes de ser inaugurado el Kiosco del Jardín Principal y se captaron a todas las damas salmantinas que fueron invitadas al evento junto con el entonces Jefe Político, como se le llamaba al Presidente Municipal. Las de blanco son las señoritas, las de color, las señoras y, muy serio e imponente aparece un perro del cual, gracias a la pluma de don José Rojas Garcidueñas, tenemos nombre y seña de quién fue: Otelo, el perro de la familia Puente. Esa historia ya te la conté aquí, si la quieres leer nuevamente, este es el enlace.
http://elsenordelhospital.blogspot.com/2010/08/otelo-un-perro-con-historia-en.html

Esta es una fotografía más antigua, seguramente de la última década del siglo XIX, la escena fue tomada en el Jardín de San Agustín y uno de los tres elegantes personajes lleva a un perro que parece ser un galgo, raza nada común, por lo que podremos presumir que se trataba de alguien de gran poder adquisitivo, tal vez es el jefe político pero, al igual que la gran mayoría de las fotografías antiguas de Salamanca, mayores datos no hay. Como quiera, me llama la atención el ver estas tres fotos juntas en donde la constante es el siempre fiel perro junto a su amo.

Si te interesa ver más sobre el fotógrafo Romualdo García, entra aquí:
http://vamonosalbable.blogspot.com/2010/05/romualdo-garcia-el-que-supo-retratar-el.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada