martes, 10 de mayo de 2011

Francisco Eduardo Tresguerras, el Arquitecto de Celaya y del Bajío

La razón por la cual hago este artículo es, escencialmente, porque encontré en un libro publicado a raíz de los festejos del Centenario, es decir, hace ya 101 años, este dibujo de el Arquitecto celayense y me parece digno de resaltarlo, dado que es una nueva visión que de su cara tenemos. Aprovecho aquí para dos cosas: una marcar los puntos principales de la vida del personaje, para ello me apoyo en lo que el Colegio de Arquitectos de Celaya publica en torno a la vida de tan distinguido artista:


"Nacido en la ciudad de Celaya, Gto., el 13 de octubre de 1745 con el nombre de Francisco Joseph Eduardo Maximiliano Fernández Martínez de Ibarra, hijo legitimo del señor Francisco Joseph Eduardo Fernández Tresguerras de la provincia de Santillana del Mar y de María Guadalupe Martínez de Ibarra, bautizado el día 15 de octubre de 1759 en la capilla del Cordón de Nuestro Seráfico Padre San Francisco de Asís, hoy la Catedral de Celaya. Fue un prominente arquitecto, pintor, escultor y grabador mexicano del período colonial y primeros años de la independencia. A la edad de 74 años falleció en la ciudad de Celaya, el 2 de agosto de 1833".


En Salamanca (lo marco porque este blog está dedicado, esencialmente a lo que hay, es, ha sido y fue Salamanca) hay vestigios de lo que fue la obra de Tresguerras. La casa que fuera del Señor Cura Saavedra, de esa no existe nada, se dice que fue obra del Arquitecto de Celaya, se dice también que el Templo de las Tres Caídas fue también su diseño, solo que, en este caso, lo dudo, dado que cuando el templo se levantó, habían pasado una buena cantidad de años desde que Tresguerras había muerto. Sin embargo él dejó un estilo muy característico no solo en Celaya, sino en todo el Bajío, como ejemplo tenemos Silao, en donde su marcada influencia está presente. Pues bien, en el mencionado sitio de los Arquitectos de Celaya, es decir, el Colegio que los reune a ellos, mencionan las obras más importantes que sobrevivien en dicha ciudad:

- Obelisco y fuente conmemorativa del rey Carlos IV.
-Torre de San Agustín.
-Torre, cúpula y altares de San Francisco.
-Altares de la Tercera Orden.
-Puente de cinco ojos sobre el Río Laja.
-Capilla- tumba , en la hermosa Capilla de los Dolores, construida en el atrio del templo de San Francisco.
-Reconstrucción de la Iglesia del Carmen, en estilo neoclásico (1802-1807).


Si fuera maestro de ellos, les pondría un 8 por la lista dada, pero si por conciencia de preservación, no solo a los Arquitectos de Celaya sino a las autoridades de esa ciudad yo, sinecramente los reprobaría; tengo una sola razón: las condiciones que el puente sobre el río Laja que el GRAN Arquitecto Tresguerras construyó.


Es verdaderamente reprobable que en una ciudad en donde se han esmerado en construir edificios magníficos, en la ciudad en donde existe la que es, sin lugar a dudas, la obra maestra de Tresguerras, que es el Templo del Carmen, estén dejando a en las manos de los vándalos el puente que el mismo Arquitecto diseñó. Supongo que él también lo construyó.


Veo con tristeza que Celaya y, en general, Guanajuato, dejó perder una oportunidad única, la de incluir el Puente de Tresguerras en el Catálogo del Patrimonio de la Humanidad, esto asociado al Camino Real de Tierra Adentro. Sé perfectamente que ese programa se enfoca, esencialmente, a lo construido en el origen, es decir, en el siglo XVI, algo del XVII, y que ese puente fue levantado muy a finales del XVIII y casi al iniciar el XIX, como quiera, tiene un gran valor. Sé muy bien que el Camino Real de Tierra Adentro en Querétaro tomaba otro derrotero y seguía a Puerto de Nieto para luego continuar a San Miguel y de allí hasta Zacatecas, pero, apenas unos pocos kilómetros más allá de Querétaro se levantó (y sigue firme) un magnífico puente que guarda todas las características propias para preservarlo, si ya no puede ser parte del Patrimonio de la Humanidad, sí que lo puede ser del Patrimonio Guanajuatense... entonces, me pregunto: qué no amerita una limpiada? Borrarle el nefasto grafiti es lo primero que se le debería hacer, luego, darle la importancia que le corresponde y no seguir dejandolo a que, un buen día a alguien se le ocurra desaparecerlo... No lo creen, mis queridos celayenses?


Este es el sitio de donde tomé la lista de las obras de Tresguerras y parte de su biografía:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada