martes, 23 de noviembre de 2010

La festividad de Santa Cecilia, patrona de los músicos, en Salamanca

Dentro de las varias tradiciones que, afortunadamente, se conservan en Salamanca está la que ayer celebramos, la de Santa Cecilia, patrona de los músicos y la fiesta se celebró a lo largo del día, especialmente ya cuando la noche comenzó, los grupos musicales fueron llegando, los escenarios estaban listos, la Misa de Función se dio y la música comenzó: seis grupos simultaneos en rededor del Jardín Principal y la Plaza de los Niños Héroes. Pero ¿por qué Santa Cecilia es la patrona de los músicos?

Santa Cecilia es de los santos más antiguos, pertenece a los llamados Santos Primitivos, es decir, los que vivieron en los primeros años del Cristianismo y que fueron víctima de las persecuciones romanas que no permitían la profesión de la fe Católica. No se sabe con certeza cuando fue que vivió, probablemente en el siglo II en Roma. Hija de un Senador, consecuentemente de familia acomodada, decidió ofrecer su virginidad como prueba de fe. Fue casada por su padre sin su consentimiento y cuenta la historia que en la noche de bodas la santa le explicó a su marido, Valeriano, el voto de castidad que había hecho y lo convenció para que abrazara el Cristianismo, así lo hizo, junto a su hermano Tiburcio.

Valeriano, Tiburcio y Cecilia llevaron una vida acorde a los preceptos de la primitiva iglesia, se dedicaban a darles sepultura a los cadáveres de los Cristianos martirizados, cosa por la cual fueron detenidos y enjuiciados. Muertos Valeriano y Tiburcio era el turno para Cecilia, su sentencia era morir ahogada, para ello en su propia casa la metieron en una tina, pero ella sobrevivió, fue entonces que se decidió quemarla en agua hirviente, cosa a la que también pudo sobrevivir, finalmente fue decapitada. Se dice que cuando estaba siendo martirizada cantaba a Dios, de allí su asociación con la música.

No se cuando habrá llegado la imagen y el culto a Santa Cecilia en Salamanca pero, si consideramos que ella está incluida en el antiguo Canon y se le menciona en las misas especiales, junto a los Apóstoles y los primeros santos, seguramente fue a finales del siglo XVII, al ser concluida la primera parte de la construcción de la Parroquia Antigua (1690).

Salamanca tiene una antigua tradición gremial, esto se demuestra con más de tres siglos de celebrar las festividades del Corpus Chrisiti y su Octava, por lo tanto no es de extrañarnos que las otras dos grandes celebraciones gremiales que sobreviven y que son lás más festejadas en todo México, la de la Santa Cruz con los albañiles y la de Santa Cecilia con los músicos se den todas ellas, puntualmente en Salamanca.

El templo de La Santísima Trinidad que más bien lo conocemos como La Parroquia Antigua, el cual fue hace pocos meses totalmente renovado gracias a la intervención del Padre Gabriel Amador, lució radiante para celebrar una de las fiestas más arraigadas que este recinto tiene: la de la Santa Patrona de los Músicos, Santa Cecilia.

Y como marca la tradición, el numeroso gremio que conforman los músicos salmantinos se dieron cita, además de estar en la misa de función, para la fiesta que a lo largo de la calle Juárez conectó como enorme sala de espectáculos a seis foros en los que simultaneamente se ofreció música y las calles sirvieron para que la otra tradición ligada a este festejo, la de la cena de enchiladas se realizara.

Aunque la circulación de vehículos se vio desquiciada durante varias horas, la fiesta se realizó, y se cumplió, una vez más con una de las varias festividades religiosas que se han ido arraigando en Salamanca a lo largo de los 407 años que la ciudad tiene de existencia. Aquí las fotos muestran lo que ayer se vivió en la Salamanca de Guanajuato, la Salamanca del Bajío, la Salamanca de México... o mejor aún, como la nombrara José Rojas Garcidueñas: la Salamanca Criolla.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada